El hielo en el deporte.

Después de un entrenamiento intenso, sobre todo si es un ejercicio de impacto, es habitual que se produzcan molestias en las articulaciones o los músculos. Es por lo que cada vez vemos más deportistas que utilizan hielo después de un entrenamiento o una competición.

Al decir hielo me refiero a la aplicación de frío local, ya sean cubitos de hielo, bolsas de verduras congeladas, o mejor, bolsas de hielo.

blog-main

Todos sabemos que en caso de contusión, lesión o sobrecarga muscular aplicar hielo, bien sea en seco o húmedo, en bolsas o placas, o en bañera o contenedor tiene grandes efectos para la recuperación.

La denominada crioterapia es una técnica utilizada para facilitar la recuperación del esfuerzo en deportes como el ciclismo, el fútbol y sobre todo el atletismo. Con el hielo reduciremos los espasmos musculares, la dilatación de los vasos sanguíneos y por lo tanto la inflamación y el dolor, limitaremos la actividad celular, disminuyendo el acumulo de productos nocivos en el organismo.

bañera hielo

Aunque lo más que te pueda apetecer, sobre todo en invierno, sea un buen baño de agua caliente tras un gran esfuerzo deportivo, realmente es lo último que debes hacer. Antes de que te de una bajada de tensión y para ayudar a que haya retorno en el torrente sanguíneo (la sangre del circuito venoso se purifique) y los metabolitos que has generado con el esfuerzo físico sean filtrados, recurre al baño frío, con hielo o baños de contraste.

recuperacion-hielo-mito-deporte_OLEIMA20121112_0112_17

Antes de probar estos métodos de recuperación tan gélidos, consulta a tu médico pues existen contraindicaciones si padeces problemas cardiovasculares, si tienes hipersensibilidad al frío, si eres hipertenso, etc. Ya sabes, ante cualquier duda, pide cita y sal de dudas.

Los comentarios estan cerrados.